Homenaje a un Quijote colombiano

Frente al desolador panorama que reverencia los impulsos irracionales, que mira con soslayo la vida intelectual y no pierde la oportunidad para ofenderla, existen fuerzas para alentar el estudio y el aprecio por la cultura y el arte en todas sus manifestaciones, que, en un mundo dominado por la irracionalidad adolescente, es una verdadera emancipación.

La avalancha de hechos que ocurren en Colombia no permite el análisis ni la oportunidad de hacer evaluaciones profundas a esta alocada realidad nacional. La crisis diplomática que tuvo un oportuno efecto mediático con más ingredientes extraídos del melodrama que de la sensatez, o la muerte de un importante miembro del Secretariado de las FARC a manos de un macabro personaje que ha puesto al país a pensar en la ética del conflicto, son sucesos que han colocado en el olvido temas de hace tres semanas. La reflexión y el análisis para comprender estos hechos son un ejercicio inútil en una sociedad inmediatista que sólo piensa en el corto plazo. El pensamiento es considerado un pesado e incómodo elemento en la vida cotidiana de la nación.
Frente al desolador panorama que reverencia los impulsos irracionales, que mira con soslayo la vida intelectual y no pierde la oportunidad para ofenderla, existen fuerzas para alentar el estudio y el aprecio por la cultura y el arte en todas sus manifestaciones, que, en un mundo dominado por la irracionalidad adolescente, es una verdadera emancipación.
Esa obstinación ha llevado a la Biblioteca Luis Ángel Arango a cumplir 50 años al servicio de la ciudad. En su magnífico esfuerzo por ofrecer algo más que 1.5 millones de libros, se ha consolidado como punto de referencia para la vida cultural de Bogotá. Es una hazaña digna de los más altos reconocimientos, pues ha sabido estar a la vanguardia tecnológica, artística y desarrollo arquitectónico.
Uno de sus grandes aciertos es la respetuosa y comprometida de cada director, sin el afán megalómano de pasar forzosamente a la historia. En una ciudad donde los espacios públicos son cada vez más privados y restringidos, la “Luis Ángel” se abrió a los habitantes, estudiantes, curiosos y lectores consumados. Con los préstamos externos se puso a prueba el vínculo que tiene los lectores con este orgullo nacional, aunque no ha faltado quien ignore la responsabilidad de cuidar el bien público que representa un libro.
En épocas de introspección o aburrimiento sus libros me han acompañado fielmente con la única condición de ser devueltos a su casa en buen estado. En otras ocasiones, me ha mostrado la belleza humana en sus salas de conciertos. En su rica colección de música, en una silla de un auditorio o en un libro de poemas de Witman; en resumen, me devuelve periódicamente la esperanza en la humanidad.
Este sitio es uno de los íconos de la ciudad es uno de mis lugares favoritos de ella. Su arquitectura respetuosa del centro histórico de la ciudad, el curioso ambiente que se respira en cada una sus salas, la esmerada atención de sus funcionarios y la disposición para acercar la cultura al ciudadano del común, son razones más que suficientes para sentir un profundo afecto por la biblioteca.
Sin duda llegarán al centenario con mejores servicios, más libros y mejores espacios para el estudio, la investigación y el ocio literario. Seguirán, tozudamente, desafiando a la ignorancia mediática, a la irracionalidad de la violencia y el desprecio por la cultura, mediante la apertura de sus espacios a nuevas propuestas. Tendrán en mí un aliado incondicional en esa batalla de dignidad, pues la revolución de las ideas evita la tiranía histórica de la muerte y estimula la madurez de la sociedad que permite apreciar los matices de la humanidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s