Yo no fui

Aunque todos ven en ellos los culpables, la juventud es el resultado de toda la sociedad que han construido las generaciones anteriores. Acaso cuando esos bebés llegaron a este mundo, ¿era la sociedad perfecta?
Para toda la humanidad resulta evidente que el mundo actual se encuentra en crisis, y que la sociedad parece ir en decadencia. Todos asisten a este triste espectáculo con la certeza de que serán los espectadores de una tragedia en la que la mayoría somos protagonistas y mártires. Las guerras, el hambre, la corrupción política, la muerte, el racismo, la discriminación, la alineación consumista que está devorando el planeta, son las señales más claras de que nuestras sociedades están en declive.
La juventud es señalada como culpable por su inactividad ante este panorama. Se cree que señalando sus problemas, ellos reaccionarán ante esa etiqueta de letargo que se les está colocando arbitrariamente. Se sataniza cualquier manifestación de ellos. Su música es calificada con términos que varían desde lo estridente, pasando por los apelativos soeces, hasta llegar a apartarla de cualquier concepto estético. El anterior es uno de los muchos ejemplos que se podrían tomar, como el sentido de la rumba, el estudio, la amistad, el trabajo, la relación con la sociedad. Los jóvenes poseen un sentido de ver y pensar sus vidas, que aunque distinto a los tradicionales, deber ser respetado, incluso por encima de las propias convicciones.
Aunque todos ven en ellos los culpables, la juventud es el resultado de toda la sociedad que han construido las generaciones anteriores. Acaso cuando esos bebés llegaron a este mundo, ¿era la sociedad perfecta? Los libros de historia manifiestan claramente que no es así. ¿Las revoluciones de los sesentas y setentas mejoraron el mundo y llegaron a su objetivo de crear una sociedad de amor? Lamentablemente esa revolución no fue más allá del abuso de las drogas psicoactivas y la creación de utopías carentes del más mínimo sentido de realidad y sensatez. Esos revolucionarios olvidaron sus ideales con el tiempo, se convirtieron en esclavos del dinero y el consumo, y tuvieron la genial idea de crear el neoliberalismo, que es el fascismo económico actual, donde los pobres merecen el peor de los tratos. Hasta los sentimientos poseen un precio. ¿Acaso creen que se puede reemplazar alguno de los padres por un televisor y todos los demás accesorios? Muchas veces se pide solamente para ver hasta dónde llega ese materialismo que los invade.
Esos revolucionarios creen erróneamente que la sociedad está mal por culpa de las generaciones que los precedieron. Pero sólo evidencian su culpabilidad y aceptan su incapacidad de reaccionar ante el sistema que los dejaba cada vez más acéfalos y más compradores. Esta generación no acepta ese rótulo, ni acepta otros como los X o los Y.
Son más variadas sus ideologías, formas de ver la vida y de sentir su existencia. Para ellos el dinero no es el único fin, ni el camino excepcional hacia la felicidad. Sus formas son distintas, y en nada tiene que ver el color o la forma de su cabello, o los colores de sus ropas o la música que escuchan, con el sentido de sus existencias. Poseen diversas formas de ver el país, el mundo y sus familias. Se resisten a encasillarse en los modelos establecidos, aborrecen el prototipo que se vende bajo la etiqueta de Barbie u otro ícono de idoneidad social.Los jóvenes son el presente de esta nación, cuyo error consiste en ser diferente a los que ustedes quieren de ellos. Poseen el inmenso valor de que han luchado por todos los medios por el respeto de todo lo que son, y por creer que existe un camino alternativo a la felicidad más allá del dinero. Muchas NO gracias por la intolerancia, la voracidad materialista y la amistad por el interés.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s