Archivo | marzo 2010

Más allá de las rosas

Más allá de las rosas, las loas y el merecido reconocimiento al complemento que significan las mujeres para el universo masculino, considero que también es el momento para defender la feminidad con dignidad, equilibrio y respeto; abandonar el fatal paradigma del feminismo que propone una “machita” y que juzga severamente cualquier asomo de ternura, cariño o solidaridad con su pareja.

Creo en la mujer inteligente, capaz, valiente y solidaria que sabe reclamar su lugar en el mundo masculino sin renunciar a su naturaleza femenina; también reconozco que son un complemento importantísimo en cada una de las actividades diarias. De nada valen las flores si no existe conciencia y fortaleza para seguir adelante.

Un abrazo solidario y un beso gigante, a cada una de las mujeres a quienes llega este mensaje. Finalmente, han dejado huella en mi existencia y es un compromiso ético expresarlo en el día de hoy.