Bekas (2012)

Dos hermanos huérfanos emprenden esta “road movie” a lomo de burro para llegar hasta Metrópolis y encontrar a Superman, quien se encargará de eliminar a Saddam Hussein y, luego, traer nuevamente a la vida a sus padres muertos.
Muchas veces el espíritu humano supera todo tipo de adversidades para perseguir un sueño, con el tiempo uno crece y esa abdicación se suele llamar madurez, palabra que goza de prestigio social.
Dos niños kurdos sobreviven al régimen de Hussein en Irak de principios de finales de los años 80, cuando aún están vivos los trágicos recuerdos de la guerra con Irán. No es un relato heroico, ni una triste historia con tintes melodramáticos; sino la aproximación a otros mundos, otras formas de verlo, otros paisajes y otra lengua en un escenario común: en épocas de confrontación armada, son los más débiles las primeras víctimas.

Vale la pena ver Bekas porque ofrece una historia real –con todas las implicaciones de esta palabra-, que ofrece una ventana a otro mundo, que abre la mente y el corazón, para conectarse con personas que viven en otras latitudes de este planeta.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s