The fighter (2010)

Pelear no es simplemente lanzar golpes alocadamente con los ojos cerrados, esperando el puñetazo certero que nos dé la victoria final; se trata de luchar con disciplina e inteligencia, sin desperdiciar energía ni tiempo en combates inútiles que sólo nos roban las ganas de vivir constantemente. Al final sólo quedan recuerdos borrosos que nos atan a un pasado cada vez más difuso, el cual se hace difícil de manejar, como tratar de flotar con una piedra amarrada al cuello: sólo iremos hacia el fondo.
Dicky Eklund (Christian Bale) es un boxeador retirado que aún vive de un pasado difuso, cuya adicción al crack lo lleva hasta el fondo, mientras que rebusca migajas de gloria al entrenar a su hermano menor Mick (Mark Wahlberg), quien tiene talento, ganas y disciplina, pero vive aferrado a un grupo familiar tóxico: una madre controladora (casi dictatorial) que sólo piensa en el dinero, pero demasiado aquiescente con los problemas de Dicky. Charlene (Amy Adams) es la oportunidad que encuentra Mick para liberarse y buscar un mejor destino; sin embargo, la familia tiene un fuerte arraigo, por lo que siempre estará presente el conflicto.
A pesar de ser una película de boxeadores (las secuencias de las peleas carecen de realismo y dramaturgia), es la historia de aquellos luchadores que renacen desde el fondo, que se resignan en silencio y aprietan la boca ante un mar de mierda, sin perder la noción de familia y aprecio por todos quienes nos rodean.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s