Archivo | enero 2016

Ziggy vuelve a ser polvo de estrellas

David Robert Jones. ¿Qué más podría decir de él? No voy a dedicar este texto a hacer suposiciones que irrespeten el duelo y la discreción que demandan el propio David Bowie y sus familiares. Su ausencia era algo a lo que sus admiradores estábamos acostumbrados, pues tras varios años de silencio aparecía un proyecto que nos dejaba atónitos.

Al menos no hizo de su muerte un espectáculo superfluo que llegara a terrenos de lo grotesco (como aquél ataúd dorado de Michael Jackson). Se despidió con sutileza y elegancia, características notables de su personalidad creativa, innovadora y curiosa. Dijo adiós con un trabajo musical llamado Black star. Consciente de que sería su último trabajo, hizo su propio réquiem, una estrella que se desvanecería en el infinito del universo: Ziggy volvería a ser polvo de estrellas. De este trabajo, Lazarus es la manifestación que su obra artística lo hará inmortal (además que envejeció sin perder su vitalidad).



Artista integral
Ver la exposición David Bowie is resulta una aventura que enamora y evidencia su carácter vanguardista y creativo. Expone su espíritu inquieto, su perfección natural y la importancia de rodearse de personas que estén en la misma sintonía, como Bryan Eno(productor musical) y Kansai Yamamoto (un atrevido diseñador de modas japonés), para lograr el éxito. Sin dudas, es un ejemplo de la importancia del trabajo colaborativo.

Exposición “David Bowie is” en el Museo de arte contemporáneo de Chicago (octubre 2014). Una muestra de la evolución de este artista británico que muestra cómo creaba esos personajes contestatarios para ponerlos en escena en un concierto.

Bowie no sólo escribía canciones, también supo leer e interpretar adecuadamente los sucesos que ocurrían en su tiempo para mantenerse a la vanguardia e imponer su estilo irreverente, su maquillaje recargado, el pelo contestatario y una verdadera puesta en escena en cada concierto, en los que él mismo diseñaba los escenarios mediante dioramas. Indudablemente fue una figura que marcó a muchas generaciones de músicos, especialmente a U2, sus más famosos imitadores.

Homenaje

Con una producción de 28 discos, personajes como Ziggy Stardust o Aladdin Sane, marcó el rumbo musical de varias generaciones, además de su participación el películas y series de televisión, Bowie deja un vacío en el mundo creativo y musical, amenazado por esos artistas sobreexpuestos en las redes sociales, cuya propuesta musical monorítmica y sonsa se camufla con el escándalo y una irreverencia que no critica ni ofende a nadie.

A continuación comparto con ustedes mis 10 canciones preferidas de David Bowie:

  1. Space Oddity
  2. Rebel rebel
  3. Stars are out (tonight)
  4. Little wonder
  5. The man who sold the world
  6. New Killer star
  7. Modern love
  8. Ziggy stardust
  9. Ashes to ashes
  10. Boys keep singing

Bowie fue el epítome del artista integral moderno (músico, compositor, actor, multiinstrumentista y artista plástico), quien desde los setenta manejó un concepto transmedia en sus shows.